434 ¿Estamos locos?

20051111 12:22:00 rod

En memoria de Nachito, un argentino que murió sin saber por qué moría.
Por Juan Gabriel Labaké
jglabake@telviso.com.ar

Envío este mensaje sin ánimo de atacar o criticar al gobierno, ni a éste ni a los anteriores hasta llegar al del Proceso Militar.

Tampoco es mi propósito referirme con él a la deuda tramposa, ni al FMI y sus mandantes.

Sólo deseo que los 38 millones de argentinos meditemos si no estamos locos, si no hemos perdido la razón, porque luego de leer el diario La Nación de hoy, parece que sí.

La Nación, 09-11-05, pág. 1 y 13:

A María Ovejero, maestra de la Escuela Rural Nº , de Catamarca, el Estado Nacional le da 50 centavos diarios por cada alumno para que les sirva desayuno y almuerzo.

A Gabriel Romero, a cargo de la Escuela Nº 760 del Chaco, le da 42 centavos diarios por cada chico para el mismo fin.

Por eso, afirma APAER (Asociación de Padrinos de Alumnos y Escuelas Rurales), "Nos encontramos ante un alerta rojo nutricional, que debe ser tenido en cuenta porque estamos desarrollando, en estas zonas rurales, una generación de niños físicamente débiles y con un bajo coeficiente intelectual".

"Menos hambre hay, asegura CESNI (Centro de Estudios sobre Nutrición Infantil), pero difícilmente estemos mejor que hace dos o tres años".

Zulma tiene cinco hijos, todos varones. Uno de ellos, Nachito, murió por desnutrición hace pocos meses. Nachito tenía seis años, pero su peso era el de una criatura de dos años. "Yo soy sola, dice Zulma, (ahora) y me las rebusco con un (plan) ‘jefe de hogar’ y con la ‘juntada’ de cartón" (…) "Nachito me miraba y me pedía comida y yo no tenía nada para darle. Algunas veces, tengo que decirlo, en la mamadera con el mate cocido le ponía alcohol o vino para que se durmiera y no pidiera más comida. No se la podía dar".

La Nación del mismo día, 09-11-05, pág. 2, sección Economía y Negocios:

El Palacio de Hacienda (Ministerio de Economía) arriesgó (por adelantó) que se le pagará al FMI "con los recursos del superávit fiscal (sobra dinero en el Estado Nacional), los fondos que tiene el Estado en la AFGIP y la ANSES, los adelantos transitorios, las letras, los fondos fiduciarios y la colocación de deuda (nueva) de largo plazo".

Se le pagará con lo que tenemos y con lo que no tenemos, con todo, con lo que sea… quizás hasta con la vida de Nachito.

Efectivamente: estamos perdiendo la razón.

Buenos Aires, 9 de noviembre de 2005.
Juan Gabriel Labaké

 

Advertisement

Be the first to comment

Leave a Reply

L'indirizzo email non sarà pubblicato.


*


Questo sito usa Akismet per ridurre lo spam. Scopri come i tuoi dati vengono elaborati.